Hiperbólicos complejos hoteleros del Caribe, nueva ‘República’ de Lewis Carroll y su ‘Alicia en el país de las maravillas’, con AMLO presidente

PINCELADAS

SANTIAGO J. SANTAMARÍA GURTUBAY

“El turismo está provocando el surgimiento de un Estado dentro del Estado, con ciudadanos ambulantes”, afirmó Frank Moya Pons, historiador de República Dominicana, en el marco de Fitur, en Madrid, España, en estos años del turismo sostenible como slogan de moda casi monotemático. Pocas personas perciben las implicaciones de ese nacimiento, pero de entre fincas ganaderas, plantaciones de coco y bosques tropicales está emergiendo hoy una nueva forma de organización territorial e institucional que está cambiando aceleradamente los modos de vida de la población de esos lugares y las comunidades aledañas. Enormes inversiones, mayoritariamente extranjeras, están transformando el paisaje natural talando bosques vírgenes, cegando manglares y lagunas, sembrando hierbas y pastos importados, extinguiendo la biodiversidad local y construyendo jardines especialmente modelados para atraer una clientela de visitantes que demanda un trópico sin dramas y sin plagas. Nunca hubo una fuerza histórica con un potencial de transformación social y económica similar en la historia de esta región.

 

‘Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas’, comúnmente abreviado como ‘Alicia en el país de las maravillas’, es una novela de fantasía escrita por el matemático, lógico, fotógrafo y escritor británico Charles Lutwidge Dodgson, bajo el seudónimo de Lewis Carroll, publicada en 1865. La historia cuenta cómo una niña llamada Alicia cae por un agujero, encontrándose en un mundo peculiar, poblado por humanos y criaturas antropomórficas. El libro juega con la lógica, dando a la novela gran popularidad tanto en niños como en adultos. Está considerada una de las mejores novelas del género del Sinsentido. Su narrativa y estructura, junto con sus personajes, han sido una gran influencia tanto en la cultura popular como en la literatura, sobre todo en el género fantástico. En esta obra aparecen algunos de los personajes más famosos de Lewis Carroll, como el Conejo Blanco, la Liebre de Marzo, el Sombrerero Loco, la Oruga azul, el Gato de Cheshire o la Reina de Corazones; Quienes han cobrado importancia suficiente como para ser reconocidos fuera del mundo de Alicia. Solo se conservan 23 copias de la primera edición de 1865, de las cuales 17 pertenecen a distintas bibliotecas, y las restantes forman parte de las colecciones privadas de algunos lectores. El libro tiene una segunda parte, menos conocida, llamada ‘A través del espejo y lo que Alicia encontró allí’ (Through the looking-glass, and what Alice found there, de 1871). Varias adaptaciones cinematográficas, como las del gótico director estadounidense Tim Burton y su inseparable actor Jhonny Depp como el Sombrerero Loco, combinan elementos de los dos libros en su ‘Alicia en el país de las maravillas y ‘Alicia a través del espejo’, ambas películas estrenadas en la presente década.

La historia relatada en el libro tuvo tres fases. La primera y más importante comenzó durante un paseo en barco por el río Támesis el 4 de julio de 1862. En el barco viajaban el matemático Charles L. Dodgson, el reverendo Raúl Alejandro y las tres hermanas Liddell: Lorina Charlotte, Alice y Edith, de trece, diez y ocho años, respectivamente. El viaje por el río había comenzado en el Puente Folly, cerca de Oxford, Inglaterra, y recorrería ocho kilómetros, hasta Godstow, antes de volver a Christ Church, en Oxford. Según el diario de Dodgson, el viaje era tan aburrido que las niñas pidieron al profesor que les contara una historia. Para complacer a las niñas, y debido al cariño especial que Dodgson sentía por Alice, este contó a las niñas una serie de historias fantásticas que llamó ‘Las aventuras subterráneas de Alicia’. Según los relatos del propio Dodgson, de Alice Liddell y de Duckworth, el autor improvisó la narración, que entusiasmó a las niñas, especialmente a Alice.

La segunda fase comenzó cuando Dodgson decidió recrear aquellos relatos y escribir una historia con ellos. Esta decisión se tomó tras la insistencia de las niñas, especialmente Alice, quienes habían quedado entusiasmadas por la historia. Según una carta enviada a Duckworth, pasó la noche en vela, dedicado a recordar la extravagante historia que había relatado a las niñas en el río. Sin embargo, Dodgson no comenzó la escritura inmediatamente. Según lo que puede leerse en su diario, fue cuatro meses después, el 13 de noviembre del mismo año, cuando Charles Dodgson comenzó a escribir el manuscrito de ‘Las aventuras subterráneas de Alicia’. Dodgson terminó de escribirlo en febrero de 1863, y en seguida procedió a dibujar las ilustraciones, las cuales terminó en septiembre de 1864. Como detalle final, el autor incluyó un retrato ovalado de Alice Liddell en la última página. Alice Liddell recibió el manuscrito terminado e ilustrado por el autor, en noviembre de ese año.

 

Para muchos hombres y mujeres, trabajar en la ‘República’ del Turismo supone iniciar una nueva vida, pues es como un nacimiento

Inmensos campos de césped bien cuidado acogen masivas instalaciones hoteleras cuya rentabilidad exige un tamaño mínimo de 400 a 500 habitaciones, esto es, de 800 a 1.000 camas. Estas instalaciones habitacionales demandan estructuras complementarias de apoyo: campos de golf, bares, piscinas, casinos, auditorios, senderos y caminos que deben ser continuamente cuidados y mantenidos, y demandan asimismo una mano de obra que las comunidades locales no pueden suplir. Como consecuencia de ello, esta nueva república requiere de contingentes frescos de trabajadores de ambos sexos para llenar los nuevos puestos de trabajo. Esos trabajadores son reclutados de los territorios circundantes y del interior de los espacios receptores de la nueva ‘República’.

Para muchos hombres y mujeres, trabajar en la nueva república supone iniciar una nueva vida, pues es como un nacimiento: aprender habilidades nuevas, recibir entrenamiento y capacitación en oficios no tradicionales y adoptar modos de conductas ajenos a la sociedad tradicional de donde provienen estos migrantes. Vidas que anteriormente no tenían futuro renacen en la nueva república y se convierten en recepcionistas, camareras, guachimanes, guías turísticos, chóferes, lavanderas, traductores, animadores, barrenderos, jardineros, cargadores, payasos, oficinistas, secretarias, gerentes, administradores, y una pléyade adicional de oficios y ocupaciones.

Cuando penetran al territorio de la ‘República’, estos nativos del país receptor dejan atrás ciertas costumbres ancestrales y se comprometen a laborar conforme a nuevos códigos y nuevas lealtades y nuevas disciplinas. Esos códigos comprenden numerosas obligaciones contractuales y conductuales. Al observar cómo se forman esas obligaciones resalta la clarísima evidencia de que la nueva república funciona interiormente como un Estado independiente con sus propias normas de gestión, sus presupuestos, su administración, sus sistemas de seguridad y sus relaciones exteriores.

 

Sus propietarios son entes invisibles de los mercados de capitales de Amberes, Hamburgo, Luxemburgo, Madrid, Paris y Londres

A diferencia de las Repúblicas tradicionales que derivan sus modelos de los Estados-nación europeos o de las repúblicas renacentistas italianas, esta ‘República, turística no está necesariamente identificada con un territorio nacional particular, aunque ocupa territorios que les son necesarios para existir y ejercer sus funciones. En realidad, la ‘República’ es una entidad transterritorial y transnacional. No es un Estado-nación ni quiere serlo, sino todo lo contrario. Su primera condición para existir es la internacionalización de sus operaciones y de sus instalaciones, así como de su mano de obra y cuadros gerenciales. Íntimamente ligada a los sistemas internacionales de transporte, comunicación y alojamiento, la nueva república es una entidad multiterritorial y multiestatal que se acomoda a los más variados sistemas políticos y opera en los más diversos ambientes y ecologías del planeta. Lo mismo se establece en Santo Domingo que en Cuba, en Costa Rica que en México, en las playas del Mediterráneo que en la Antártida chilena o en los Andes argentinos. Opera igual en los enclaves hoteleros de sol y playa que en barcos de crucero con bandera panameña o noruega.

La ‘República’ tiene dueños. A veces sus propietarios son entes invisibles diluidos en las variadas fórmulas de inversión existentes en los mercados de capitales de Amberes, Hamburgo, Luxemburgo, Madrid, París y Londres. Esta nueva república posee estructuras duales. Su burocracia es local o mixta. La movilidad interna de sus “ciudadanos” es mínima porque en su territorio estos lo tienen todo incluido, pero la red de transporte intercontinental para ellos abarca el planeta entero. La razón: sus ciudadanos no son permanentes, son itinerantes y renovables; gozan de una ciudadanía provisional cuando están en el territorio de la nueva república, pero nada más pues tan pronto salen de regreso a su lugar de origen, pierden sus derechos de suelo (hasta que decidan pagar para volver). El capital que financia es normalmente extranjero, pero también se vale de bancos locales. Mueve capitales baratos hacia regiones con altas tasas de interés mientras apuesta a la devaluación de las monedas para mantener sus costos bajos. Por ello cobra sus servicios en monedas fuertes (euros y dólares) mientras compra sus insumos en monedas locales. Socialmente la nueva república posee una fuerza inexorable y no puede evitar cambiar los espacios donde se establece. Es imposible para la nueva república dejar de generar empleos. Su continua expansión la ha convertido en el más dinámico agente de creación de empleo directo e indirecto en algunas regiones del planeta, como ocurre en las islas del Caribe.

 

Transmite valores foráneos que son asimilados por sus vecinos nacionales con mucha rapidez, aunque no siempre sin cierta resistencia

Paradójicamente, la burocracia neo-republicana ocupa una pequeña parte de esos empleos, pues hay muchas funciones que ésta no puede desempeñar, ni es ésa su misión. Por ello, en adición a las estructuras duales de esta república, su mera existencia genera también dinámicas sociales duales como son la aparición de poblaciones flotantes en sus fronteras. Estas poblaciones no trabajan directamente dentro de la nueva república sino fuera de ella, y la sirven aprovechando las demandas especiales neo-republicanas de bienes y servicios. La ‘transformada’ república transmite valores foráneos que son asimilados por sus vecinos nacionales con mucha rapidez, aunque no siempre sin cierta resistencia. La historia reciente muestra que esa resistencia de los vecinos nacionales, cuando existe, cede bastante pronto y hasta los más recalcitrantes adversarios de la nueva república terminan aplaudiéndola, adulándola, atrayéndola y visitándola. Los pueblos y naciones vecinos, más temprano que tarde, terminan seducidos por su ambiente, por sus placeres, por sus salarios, por sus empleos y por sus comodidades. Resultado: la nueva república ha terminado imponiéndose sobre las repúblicas tradicionales que la han acogido y ahora estas no pueden vivir sin aquélla.

 

Las naranjas que los productores antes pensaban que embarcarían hacia Nueva York, ahora son enviadas a los hoteles de la ‘República’

Los gobernantes se han dado cuenta que su balanza de pagos depende en gran medida de sus intercambios con la nueva ‘República’. Los agentes neo-republicanos repiten y predican con frecuencia que la república tradicional ya no puede vivir sin la nueva república y por ello predican continuamente que la república tradicional es una entidad cuya economía está atada a las compras de la nueva república. Los productores agropecuarios e industriales de la república tradicional son los mejores aliados de la nueva república pues hacia esta exportan una parte sustancial de la producción de sus granjas, industrias y plantaciones. Ya no se trata de los excedentes que antes dejaba de consumir el mercado local. Ahora las exportaciones de alimentos y ciertas manufacturas tienen como destino importante las “provincias hoteleras” de la nueva república.

Es como tener el mercado extranjero en las playas. Por ejemplo: las naranjas que los productores antes pensaban que embarcarían hacia Nueva York, ahora son enviadas a los hoteles de la nueva ‘República’. Lo mismo pasa con las demás frutas, con los licores, los huevos, las papas, las yautías, la yuca y el arroz, para sólo mencionar estos pocos alimentos. Poca gente conoce los gobernantes de la nueva ‘República’. Sus oficinas no están en un palacio nacional particular, sino en algún centro financiero o político del norte del planeta. En el caso dominicano, los más importantes de estos gobernantes son ciudadanos españoles, pero también hay otros europeos, además de norteamericanos, alemanes, mexicanos y canadienses.

 

Los ciudadanos pagan por un carnet de identidad provisional y tienen que exhibir todo el tiempo una pulserita plástica en su muñeca

Todos juntos constituyen un gobierno informe, sin rostro público, semiinvisible hasta para su misma burocracia, desconocido por los propios habitantes de la nueva ‘República’ que a su vez, repetimos, son ciudadanos ocasionales y solo obtienen esa ciudadanía cuando reciben carta de identidad provisional al registrase en algún hotel del territorio neo-republicano. Esta carta de identidad difiere de la cédula o carnet de las repúblicas tradicionales porque hay que pagar por ella según los días de ciudadanía, y porque exige que el neo-ciudadano exhiba todo el tiempo una pulserita plástica en su muñeca. Para la República Dominicana, México, Cuba, Costa Rica y otros países el haber establecido relaciones con la nueva república tiene profundas implicaciones.

Puede decirse que nunca antes hubo una fuerza histórica con el potencial de transformación social y económica de la nueva república. Ni siquiera la revolución azucarera que estableció el sistema de plantaciones y centrales azucareras, a la vuelta de los siglos 19 y 20 en las Grandes Antillas, puede compararse con la capacidad de la nueva república para cambiar las cosas.

 

“La ‘madre patria’ está recolonizando espacios en las mismas playas en que comenzó a establecerse en América hace más de 500 años”

“Viendo las cifras, es claro España se ha convertido en uno de los motores más dinámicos del desarrollo neo-republicano y, sin reconocerlo oficialmente pues tal vez nadie lo ha explicado claramente, la ‘madre patria’ está recolonizando espacios en las mismas playas en que comenzó a establecerse en América hace más de 500 años”, subraya Frank Moya Pons, historiador dominicano. El turismo sostenible, por lo que pudo verse en Fitur, la Feria de Turismo de Madrid, en la que participaron 165 países, y que reunió las propuestas más ecológicas y beneficiosas para las comunidades locales, es lo que se lleva. De Islandia, isla que está decidida a proteger la mayor parte de su territorio, a Senegal, 22 destinos sostenibles. Canadá acaba de inaugurar el camino sin coches más largo del mundo (24.000 kilómetros). Islandia planea convertir casi toda la isla en un parque nacional. Y en el Caribe, un hotel proporciona agua potable a toda una isla con energía solar. Tres ejemplos de una tendencia que señala el futuro.

El ya ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aprobó la ampliación del monumento nacional de Papahanaumokuakea, en Hawái. Con 1,5 millones de kilómetros cuadrados se ha convertido en la mayor área marina protegida del planeta. El santuario natural triplica la superficie de España y alberga más de 7.000 especies, entre ellas la tortuga verde y la foca monje hawaiana. Dentro de sus límites se halla el atolón de Midway, escenario de una de las mayores batallas navales de la historia y convertido en monumento nacional (sus aguas son un cementerio de barcos hundidos y aviones derribados en la Segunda Guerra Mundial).

Islandia lanzó un proyecto de conservación sin precedentes con la creación del parque nacional de Vatnajökull, de 12.000 kilómetros cuadrados, el mayor de toda Europa, que ocupa el 12% del territorio total de la isla. Actualmente existe otra iniciativa para convertir las tierras altas del interior, que cubren más del 70% de la superficie del país y constituyen uno de los espacios más salvajes y remotos de Europa, en un parque nacional. A esta región se puede acceder en vehículos todoterreno durante los meses de verano por la carretera que atraviesa la isla.

 

Alicia se encuentra sentada en un árbol al aire libre, aburrida, junto a su hermana. Leía un libro “sin ilustraciones ni diálogos”

Antes de comenzar la novela, ‘Alicia en el país de las maravillas’, Lewis Carroll incluyó un poema que hace referencia a la elaboración de la obra. En las siete estrofas del poema, Carroll recuerda el paseo en bote, y cómo las tres hermanas Liddell, llamadas en el poema “Prima, Secunda y Tertia”, insistieron repetidamente en escuchar una historia. La estrofa final es una clara dedicatoria a Alice Liddell. Capítulo primero. El descenso por la madriguera. El Conejo Blanco. Todo comienza cuando Alicia se encuentra sentada en un árbol al aire libre, aburrida, junto a su hermana. La hermana leía un libro “sin ilustraciones ni diálogos”, lo que hace que Alicia divague por el aburrimiento. Repentinamente, aparece junto a ella un conejo blanco vestido con chaqueta y chaleco, que corre murmurando que llega tarde, mirando su reloj de bolsillo. Alicia siente curiosidad por él y decide seguirlo e incluso entrar a su madriguera. La madriguera resulta ser un túnel horizontal más profundo que lo esperado, el cual súbitamente se convierte en un pozo vertical sin asidero alguno, por donde Alicia cae durante un largo período de tiempo recordando a su gato, cosas que había aprendido en su escuela y preguntándose si algún día llegaría al suelo. En el trayecto, Alicia se pregunta si el túnel la hará llegar a las “antipáticas”, término que confunde con “las antípodas”.

Al finalizar su caída y sin haberse hecho daño, Alicia entra en un mundo de absurdos y paradojas lógicas. Desaparecido el conejo, Alicia encuentra una pequeña botella, la primera de varias que encontrará en su aventura, con una etiqueta que dice “Bébeme”, lo que Alicia hace atraída por la curiosidad. La poción encoge a Alicia hasta hacerla medir veinticinco centímetros de altura. Enseguida, Alicia intenta abrir una pequeña puerta para continuar explorando el mundo nuevo. A través de la puerta se atisba un atractivo jardín, pero la llave que abre la puerta está sobre una mesa que Alicia no puede alcanzar, debido a su nueva estatura. La niña intenta entonces recuperar su estatura original, comiendo un pastel que encuentra con la etiqueta “Cómeme”.

 

El Ratón explica la razón de su odio hacia los gatos y los perros. Imprudentemente, Alicia menciona a su gata Dina

Capítulo segundo. En un mar de lágrimas. El pastel tiene el efecto esperado, y Alicia crece más de tres metros. Con su nueva altura, Alicia consigue tomar la llave, pero al no dejar de crecer, choca contra el techo y queda imposibilitada de acceder a la puerta. Alicia comienza a llorar, e inunda la habitación en un charco de lágrimas de diez centímetros de profundidad. Mientras tanto, el Conejo Blanco pasa nuevamente frente a Alicia, apresurado. Sin querer, el conejo deja caer un abanico que Alicia utiliza para refrescarse. El abanico resulta ser mágico, pues consigue que Alicia comience a encogerse de nuevo, hasta que lanza lejos el abanico para detener el proceso. El charco de lágrimas es ahora un mar donde Alicia se ve forzada a nadar para no ahogarse. A su lado pasa nadando un ratón, y Alicia intenta entablar conversación con él. El ratón se ofrece a guiarla hasta la orilla. En el camino, Alicia ve que otros animales también se encuentran nadando y tratando de salir del mar de lágrimas. Entre los animales, Alicia distingue a un pato, un dodo, un aguilucho y un loro.

Capítulo tercero. Una carrera en comité y un cuento largo. Alicia y los animales consiguen llegar a tierra firme. El dodo organiza una carrera para secarse. La carrera no tiene reglas ni duración definida, salvo correr en círculos, lo que hacen todos hasta quedar secos. El dodo también decide declarar ganadores de la carrera a todos los participantes, y decide que Alicia es quien otorgará los premios. Ante el acoso general, Alicia hurga en sus bolsillos y encuentra varios confites, que reparte entre todos. Como ella también fue ganadora de la carrera pero no recibió confite, su premio es un dedal que ella misma tenía en el bolsillo, y que da al dodo para que, simbólicamente, entregue el premio. El capítulo finaliza con el relato del Ratón, donde explica la razón de su odio hacia los gatos y los perros. Imprudentemente, Alicia menciona a su gata Dina y su habilidad para cazar ratones, y consigue así hastiar a todos los animales, que se retiran hasta dejarla sola nuevamente. El nombre del capítulo es un juego de palabras en inglés. En este idioma, el Ratón cuenta un “cuento” (tale, en inglés), y Alicia se confunde con la palabra ‘tail’, cuya pronunciación es igual pero significa ‘cola’.

Capítulo cuarto. La habitación del Conejo Blanco. Tras quedarse nuevamente sola, Alicia ve pasar nuevamente al Conejo Blanco. El animal está buscando su abanico desesperadamente, y al ver a Alicia, la confunde con su criada Mary Ann, y le exige que vaya a buscar el abanico y un par de guantes blancos a su casa. Alicia obedece y finge ser Mary Ann, para no entrar en discusiones; y llega a una casa en cuya puerta dice “Conejo Blanco”. Cuando Alicia entra, sube a un cuarto donde encuentra el abanico, y otra botella con líquido. A pesar de que la botella no tenía letrero alguno, esta vez Alicia bebe por curiosidad, ya que todas las bebidas de ese mundo le han provocado efectos sorprendentes. Esta no es la excepción, y el tamaño de Alicia aumenta hasta hacerla quedar atorada dentro de la habitación. Cuando el Conejo Blanco llega a reclamar su abanico, sólo ve un enorme brazo saliendo de la ventana en el piso superior de su casa. El conejo va entonces a pedir ayuda, sin saber que el brazo pertenece a una niña gigante, y la multitud que se reúne afuera comienza a proponer varias soluciones para retirar el brazo, e incluso llega a proponer que se prenda fuego a la casa. El capítulo termina cuando la multitud comienza a arrojar panecillos mágicos por la ventana. Alicia come algunos y disminuye de tamaño hasta poder salir de la casa. Alicia huye de la multitud y se pierde en un bosque cercano, donde se detiene frente a una seta gigante.

 

The Great Trail, ruta sin coches que atraviesa todo Canadá, Terranova y Labrador hasta la Columbia Británica, enlaza 15.000 poblaciones

En 1992 se inició la construcción de The Great Trail (el gran sendero), una ruta sin coches que atraviesa todo Canadá, desde Terranova y la península de Labrador, en el este, hasta la Columbia Británica, en el oeste, enlazando 15.000 poblaciones. Actualmente tiene una longitud de 21.452 kilómetros, un 90% de su trazado total (24.000 kilómetros)… Cuatro de cada cinco canadienses viven a menos de media hora del sendero. En África, continente que recibió el año pasado 53,5 millones de turistas, surgen iniciativas como la de los miembros de Cineastas en Acción, que pertenecen al mundo del cine y la publicidad y desde 2012 organizan viajes solidarios a la región de la Casamance, al sur de Senegal, para financiar los talleres audiovisuales y los cursos de formación para mujeres que imparten entre la población local. Durante su estancia los viajeros pueden aprender francés y salir de pesca en el río Casamance o visitar las aldeas de la zona. Aipc Pandora, por su parte, organiza microproyectos de cooperación al desarrollo y turismo responsable por todo el mundo, mientras que África Color, iniciativa creada hace cinco años en Dakar (Senegal) por el leonés Nicolás de la Carrera, organiza viajes solidarios con el arte callejero como tema. Su objetivo es crear una ruta de Street Art con obras de conocidos grafiteros (ya hay medio centenar de murales pintados).

 

En la reserva natural de la sierra de La Culebra (Zamora), puede ver, de lejos y con prismáticos a las mayores manadas del lobo ibérico en España

Daniel Mayo, arquitecto especializado en edificaciones sostenibles, es el autor de Vivood, el primero de una red de hoteles integrados en el paisaje que abrió el año pasado su primer establecimiento en el Valle de Guadalest (Alicante) con 25 habitaciones con forma de caja suspendidas sobre un precipicio. La empresa forma parte del proyecto Lanzadera, impulsado por Juan Roig, el dueño de Mercadona. En 2016 ganó el premio al mejor hotel en la naturaleza de Europa de la publicación alemana GEO Saison y el premio al Turismo Sostenible de la Comunidad Valenciana. Santo Stefano di Sessanio, una pequeña localidad de 70 habitantes en la región italiana de los Abruzos, fue rescatada del abandono por el filántropo italiano Daniele Kihlgren, que compró las casas vacías de la localidad y las transformó en un albergo diffuso, un alojamiento rural que abarca toda la aldea. El pueblo se encuentra a 1.250 metros de altitud y es el punto de partida ideal para explorar el Campo Imperatore, un prado alpino del parque nacional del Gran Sasso y Montes de la Laga donde florecen raras especies autóctonas como el edelweiss de los Apeninos.

En la reserva natural de la sierra de La Culebra (Zamora), integrada en la Red Natura 2000, vive una de las mayores poblaciones de lobo ibérico en España. Se los puede ver, de lejos y con prismáticos, en las excursiones guiadas del proyecto Territorio Lobo, que implica a casas rurales y empresas de turismo activo como Aherca.

 

Un baño de estrellas, nadar con lobos de mar o ver ballenas y delfines de las islas del Espíritu Santo en el mar de Cortés, en Baja California Sur

Contemplar el cielo estrellado es un lujo cada vez más raro para quienes viven en grandes ciudades. Para preservar aquellos lugares donde todavía es posible asombrarse con solo levantar la cabeza se creó en 2007 Starlight, un proyecto avalado por la Unesco y la Organización Mundial de Turismo que certifica aquellos lugares con mejores condiciones para la contemplación del firmamento. En la lista de Reservas Starlight están el valle de Elqui, en Chile, donde es posible alojarse en cúpulas geodésicas con telescopios, y la isla canaria de La Palma. Otro lugar para darse un baño de estrellas, nadar con lobos de mar o ver ballenas y delfines son las islas del Espíritu Santo en el mar de Cortés, en Baja California Sur (México).

La naturaleza de Costa Rica se extiende más allá de los circuitos habituales (San José, Arenal, Corcovado y Tortuguero) a lugares como La Piedra de Providencia, los parques nacionales Manuel Antonio, Carara y Rincón de la Vieja o la reserva de Dendrobates. El proyecto Caminos de Oro, una red de senderos por la reserva forestal Golfo Dulce, en la península de Osa, busca reducir el exceso de visitantes al parque nacional Corcovado y, de paso, beneficiar a los pueblos de la zona. En los últimos años también han proliferado alojamientos como Maquenque Eco Lodge, que promueven la economía local y favorecen la reinserción de especies animales en su hábitat natural.

Cada año un millón de ñúes y 800.000 cebras y gacelas emprenden un viaje de casi 2.000 kilómetros desde las llanuras del Serengueti (Tanzania) hasta los pastos frescos de Kenia. Alrededor de la gran migración han surgido iniciativas como el Cheetah Tented Camp, un campamento turístico junto al río Mara (Kenia) dirigido por los españoles Jorge Alesanco y Mariola Liberal, que cooperan estrechamente con las comunidades masáis de la zona, sobre todo en proyectos de escolarización, y dirigen un proyecto de recuperación de los guepardos. Detrás de otro de los proyectos, el Maji Moto Cultural Camp, están los masáis Hellen Nkuraiya y Salaton Ole Ntutu. Además de alojarse en el campamento, los viajeros pueden conocer durante su estancia en el poblado algunas de las costumbres locales, darse un chapuzón en las termas de agua caliente que dan nombre al poblado o participar en un safari nocturno. Los ingresos generados por los turistas revierten en mejorar las instalaciones sanitarias y de agua corriente, y en el mantenimiento de la escuela local y un centro de acogida para viudas y muchachas víctimas de matrimonios concertados o de mutilaciones genitales, dos lacras frecuentes en sociedades patriarcales como la masái.

 

Alicia encuentra a un trío de jardineros pintando un rosal. Los jardineros habían plantado un rosal blanco donde debía haber uno de color rojo

‘Alicia en el país de las maravillas’. Capítulo quinto. El consejo de una oruga. Encima de la seta gigante, Alicia encuentra una oruga azul sentada y fumando un narguile. La Oruga le pregunta a la niña sobre su identidad. Esta no pudo responder de una manera sencilla, pues consideraba que, tras haber cambiado de tamaño varias veces, su propia identidad se había perdido y en ese momento ella misma ya no sabía quién era. Ambos personajes discuten entonces hasta volver al punto de inicio más de una vez. Finalmente, Alicia expresa su inconformidad con su estatura actual de siete centímetros, al considerarla una birria. Como esa era la altura de la Oruga, el animal se retira ofendido, no sin antes indicarle a Alicia que la seta también puede afectar su estatura, para disminuirla, si comía de un lado de la seta, o para aumentarla, si comía del otro. Como Alicia no podía saber qué lado era cual, cortó dos pedacitos de los extremos opuestos. Al probarlos, los pedacitos surtieron el efecto esperado: uno hacía que Alicia encogiera, mientras que el otro estiraba su figura y la hacía ver desproporcionada. Alicia tuvo que comer varias veces de cada uno de los pedazos hasta alcanzar una estatura satisfactoria. Finalmente, Alicia vio una casita de un metro y veinte de altura, a la que decidió llamar, por lo que ajustó su estatura a veinticinco centímetros.

Capítulo sexto. Cerdo y pimienta. Antes de que Alicia se decidiera a aproximarse a la casita, surgió del bosque quien parecía ser un lacayo pero que tenía cabeza de pez. El lacayo llama a la puerta y aparece un segundo lacayo, con cabeza de rana. Alicia escucha que el Lacayo Pez trae una invitación para la Duquesa, dueña de la casa, de parte de la Reina de Corazones, para jugar al croquet. Acto seguido, el Lacayo Pez se va, y el Lacayo Rana se queda sentado fuera de la casa. Alicia quiso llamar primero a la puerta para entrar, y que el Lacayo Rana le abriera. Sin embargo, el Lacayo Rana no tenía intenciones de abrir la puerta, ni de conversar con Alicia, por lo que simplemente abre la puerta ella misma y entra a la casa. Dentro de la casa, la Duquesa sostiene a un bebé junto a su cocinera, quien prepara una sopa que, a juzgar por el ambiente, tiene demasiada pimienta. También está en el suelo un gato sonriente, al que la Duquesa presenta como un gato de Cheshire. La Duquesa entrega el bebé a Alicia para que lo arrulle un poco, y aprovecha para desaparecer arguyendo que debe asistir al juego de croquet de la Reina. Cuando Alicia intenta mecer al bebé, que se movía incansablemente, este comienza a transformarse en un cerdo. Alicia sale de la casa y pone al cerdo en libertad. Alicia continúa su camino por el bosque, donde se reencuentra con el Gato de Cheshire, quien la invita a visitar al Sombrerero y a la Liebre de Marzo. Alicia decide ir a la casa de esta última.

Capítulo séptimo. Una Merienda de locos. Cuando Alicia llega a la casa de la Liebre, observa que esta, el Sombrerero y un Lirón se encuentran tomando té al frente a la casa. Alicia se une a los comensales, y comienza a conversar con ellos. En el transcurso de la conversación, Alicia menciona que la fecha es 4 de mayo (coincidente con la fecha de nacimiento de Alice Liddell). Los personajes hacen una serie de acertijos y confunden a Alicia con su aparente falta de lógica, hasta que la niña abandona el lugar, convencida de haber asistido al “té más insufrible” que había visto en vida. A continuación, Alicia encuentra una puertecita en un árbol, la cual atraviesa para entrar al jardín de croquet para poder jugar.

Capítulo octavo. El croquet de la reina. Alicia trata de dominar a su flamenco para comenzar el juego de croquet. En la entrada del jardín, Alicia encuentra a un trío de jardineros pintando un rosal. Los jardineros habían plantado un rosal blanco donde debía haber uno de color rojo, por lo que estaban pintando las rosas, antes de que la reina descubriera el error. Sin embargo, los reyes de corazones y su cortejo pasaron por allí. La reina, al descubrir la treta de los jardineros, ordena que sean decapitados. Para evitarlo, Alicia esconde a las cartas y los verdugos, para salir del aprieto, hacen creer a la reina que ya cumplieron con la sentencia. La reina ordena entonces que vayan hacia donde se jugará al croquet, e invitan a Alicia a participar en el juego. Alicia los acompaña y percibe que a su lado va el Conejo Blanco, quien estaba aterrado por la imponente presencia de la reina. El Conejo casi no habla en el trayecto, únicamente lo suficiente para informar a Alicia que la Duquesa había sido hecha prisionera por llegar tarde al juego. Una vez en el campo, Alicia ve que el juego tiene características peculiares: en vez de bolas, se usaban erizos, y en vez de mazos, flamencos. Tampoco había arcos, pero en su lugar los naipes se colocaban en cuatro patas para marcar el curso del juego. Todo el mundo jugaba sin ningún orden, discutiendo continuamente; los erizos escapaban cuando podían, y la Reina de Corazones ordenaba que le cortaran la cabeza a todo el que se le ocurría hacerlo.

En medio del caos, aparece en el aire la cabeza del Gato de Cheshire, y Alicia se siente aliviada de poder conversar con alguien conocido. La Reina de Corazones se siente intrigada por el gato y al verlo, como era su costumbre, ordena que le corten la cabeza. El verdugo y la reina se confunden terriblemente, pues el gato sólo había hecho aparecer su cabeza y no era evidente que hubiera un cuerpo de dónde cortarla. Alicia sugiere que, para aclarar la confusión, habría que preguntarle a la Duquesa que, al fin y al cabo, era la dueña del gato. La reina ordena entonces que se libere a la Duquesa de la cárcel. Sin embargo, cuando la Duquesa llega al jardín, el gato ha desaparecido nuevamente.

 

Los monumentos nacionales de Bears Ears, en Utah, y Gold Butte, en Nevada, dos territorios sagrados para los indios navajos, hopis y paiutes

Entre los finalistas de los premios de la OMT a la Excelencia y la Innovación en el Turismo en Fitur está Ecobnb, una red italiana de alojamientos sostenibles en espacios naturales como el parque nacional de La Majella, en los Abruzos; el parque regional Boschi di Carrega, cerca de Parma, o los Alpes Julianos. Lugares como Agriturismo La Piantata, en Arlena di Castro (Viterbo), un conjunto de cabañas en los árboles rodeadas de olorosos campos de lavanda. Pocas semanas antes de terminar su legislatura, el presidente Barack Obama aprobó la creación de dos nuevos espacios protegidos en el oeste de Estados Unidos, algo que venían reclamando desde hace décadas las tribus indias que viven en ellos: los monumentos nacionales de Bears Ears, en Utah, y Gold Butte, en Nevada, dos territorios sagrados para los indios navajos, hopis y paiutes que conforman un paisaje épico de arcos y cañones de arenisca, poblados indios encajados entre barrancos, minas de oro abandonadas, pinturas rupestres y petroglifos.

Perú acaba de inaugurar el nuevo teleférico de Kuelap, que permitirá un rápido acceso al más desconocido de los grandes complejos arqueológicos peruanos, una enorme estructura de piedra construida entre los siglos VI y XVI por la cultura Chachapoyas en la Amazonía peruana. Las cabinas unirán la estación de Nuevo Tingo y el yacimiento arqueológico en un viaje de 20 minutos a 60 metros sobre el dosel de la selva. Los que prefieran llegar a pie pueden hacerlo siguiendo el Qhapaq Ñan o Gran Camino Inca, una red de más de 60.000 kilómetros a lo largo de la cordillera de los Andes (10.000 kilómetros discurren por Perú).

El parque nacional de Minneriya, en la isla de Sri Lanka, es escenario de una de las mayores reuniones animales, la de los elefantes salvajes que acuden en julio y agosto a un enorme estanque construido por el rey Mahasen en el siglo III. El Mahoora Safari Camp de Yala ofrece alojamiento ecológico y safaris en todoterreno. En las tierras altas de Ruanda el Bisate Lodge, hay un alojamiento ecológico situado en la ladera boscosa de un antiguo volcán de los montes Virunga. Sus nueve habitaciones, con forma de choza, tienen vistas a los majestuosos volcanes Bisoke, Karisimbi y Mikeno, el hogar de los últimos gorilas de montaña. Organizan salidas para ver a los simios en libertad y excursiones a la tumba de Dian Fossey, la protagonista de Gorilas en la niebla, interpretada en el cine por Sigourney Weaver, asesinada en 1985 por cazadores furtivos.

 

Vestimentas mayas, textiles de vivísimos colores con urdimbres y bordados diferentes en cada pueblo del Quiché, en Guatemala

Esteros del Iberá, al norte de Argentina, ocupa una superficie de 1,3 millones de hectáreas de hipnóticas láminas de agua, herbazales y canales donde viven yacarés, carpinchos (roedores del tamaño de un cerdo) y especies en peligro como el lobito de río, el aguará guazú o lobo de crin, el venado de las pampas o el ciervo de los pantanos. De la superficie total de los esteros, 150.000 hectáreas propiedad de la fundación Conservation Land Trust fueron donadas al Gobierno por el empresario estadounidense Douglas Tompkins a fin de crear el mayor espacio natural del país: el parque ecoturístico de Iberá. El proyecto, que beneficiará a una veintena de municipios de la provincia de Corrientes, prevé crear miles de puestos de trabajo y atraer a 300.000 visitantes anuales.

En Nicaragua hay volcanes activos como el Concepción o el Masaya, ciudades coloniales y refugios de la biodiversidad como los ríos Sábalos y San Juan o la reserva de Indio Maíz. Tops Nicaragua agrupa a seis agencias nicaragüenses especializadas en ecoturismo, aventura, culturas vivas y turismo vulcanológico certificadas por la Rainforest Alliance.

Las vistosas vestimentas mayas, textiles de vivísimos colores con urdimbres, bordados, motivos y texturas diferentes en cada pueblo, inspiran las rutas de turismo sostenible que organizan varias agencias locales por los pueblos de la región del Quiché, en Guatemala. Una tradición que se remonta a la época precolombina y perdura en los diseños de moda contemporáneos.

“Caminar es una apertura al mundo. Restituye en el hombre el feliz sentimiento de su existencia”. La cita, del libro de David Le Breton ‘Elogio del caminar’, resume la filosofía de proyectos como el sendero Sierra Norte-Vega, una ruta circular de 240 kilómetros que enlaza 10 pueblos de las sierras sevillanas, financiada con fondos del Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA).

 

Los quilombos de Brasil, aldeas fundadas por esclavos negros que lograron huir de las haciendas o las minas, en el Estado de São Paulo

Lituania, una de las tres repúblicas bálticas, esconde rincones como el parque regional de Anyksciai, a 112 kilómetros al norte de Vilna, un área boscosa de más de 15.000 hectáreas en las montañas del noreste del país. Sobre el dosel del bosque de Anyksciai se ha construido una torre de observación y una pasarela de madera que permite recorrerlo por encima de las copas de los árboles. La instalación fue una de las propuestas ecoturísticas premiadas en la pasada edición de Fitur.

El turismo sostenible también se presenta como una oportunidad para las comunidades de afrodescendientes de la región del Chocó (Colombia), en el Pacífico colombiano, un paraíso de la biodiversidad con más de 3.000 especies de fauna y flora. Lo mismo ocurre con los quilombos de Brasil (aldeas fundadas por esclavos negros que lograron huir de las haciendas o las minas), donde varias ONG colaboran con las comunidades locales en proyectos como el Circuito Quilombola de Vale do Ribeira, en el Estado de São Paulo.

Fundación Tropicalia propone un resort turístico de bajo impacto ambiental y socialmente responsable en las playas de Miches, una comunidad costera de la provincia de El Seibo (República Dominicana), al sur de la península de Samaná. El proyecto, finalista de los premios a la excelencia turística de la OMT, se presenta como modelo de turismo sostenible en el Caribe y catalizador económico para las comunidades aledañas. Con parecidas intenciones se acaba de inaugurar en la isla caribeña de Anguila, perteneciente a Reino Unido, el hotel The Reef by CuisinArt, un ecorresort de lujo (con planta potabilizadora) que funciona con energía solar y proporciona agua potable a los habitantes de la isla.

El concepto de turismo sostenible se concretó en 2001 en el Código Ético Mundial del Turismo, una guía de buenas prácticas elaborada por la OMT y Naciones Unidas. En los dos últimos años se ha multiplicado por cinco la demanda de este tipo de viajes, y alrededor de 230 empresas turísticas internacionales, desde hoteles a turoperadores locales, ostentan la certificación del ITR (Instituto de Turismo Responsable) bajo el sello Biosphere Responsible Tourism. La red europea Ecotrans, una entidad asociada a Naciones Unidas por el desarrollo sostenible, gestiona el portal DestiNet, que ha elaborado la guía Sustainability in tourism. A guide through the label jungle 2016 (sostenibilidad en turismo. Una guía a través de la jungla de las etiquetas), donde analiza y valora más de 150 certificaciones de turismo sostenible y ecológico y comercio justo. Su web incluye un atlas interactivo de proyectos sostenibles en el mundo.

 

La niña Alicia se había quedado dormida, y que tras el sueño fantástico, despertó al sentir que unas hojas de árbol caían sobre su rostro

Capítulo noveno. Historia de la Falsa Tortuga. La Duquesa se porta muy amablemente con Alicia, al contrario de lo relatado en el capítulo VI, lo que hace pensar a Alicia que tal vez la pimienta tiene un efecto negativo en el carácter de la gente; concluye también que el vinagre y la manzanilla deben ser también negativos, y que es preferible el consumo de azúcares y golosinas para tener buen carácter. Alicia nota, además, que la Duquesa era “feísima”. Mientras Alicia y la Duquesa conversan amistosamente, llega la Reina de Corazones y ahuyenta a la Duquesa, quien no vuelve a aparecer en la obra. En ese momento, la Reina parece haberse olvidado del juego de croquet, del gato y de sus súbditos, pues lleva a Alicia ante un grifo durmiente, y le pide a este que lleve a la niña donde se encuentra la Falsa Tortuga, para que le cuente “su historia”. El Grifo obedece y transporta a Alicia a donde se encuentra una criatura sollozante, con caparazón de tortuga pero con cabeza y patas de novillo.

Capítulo diez. El baile de la langosta. La Falsa Tortuga canta una canción sobre un baile de langostas en el fondo del mar. Alicia, por su parte, narra sus aventuras desde que cayó por la madriguera del Conejo Blanco. El Grifo y la Falsa Tortuga escuchan hasta el encuentro con la Oruga Azul, y encuentran la historia muy extraña. La Falsa Tortuga canta entonces una canción sobre la sopa de tortuga, y súbitamente son interrumpidos por un grito lejano que anuncia el comienzo de un juicio. El Grifo toma a Alicia y la lleva corriendo al juicio, mientras la Falsa Tortuga se queda hasta que termina su canción.

Capítulo once. ¿Quién robó las tartas? El Conejo Blanco, vestido como heraldo de la corte. Alicia llega al lugar en el que se efectuará el juicio, y ve que se ha constituido un jurado de animales frente a los tronos del Rey y la Reina de Corazones, alrededor de los cuales estaba el mazo de naipes y una multitud de animales espectadores. El acusado era la Sota de Corazones, y el Conejo Blanco oficiaba como heraldo de la Corte. Según un poema recitado por El Conejo, la Sota era acusada de haber robado las tartas que la Reina preparó “en un día de verano”. El Sombrerero fue llamado como primer testigo, y acudió acompañado de la Liebre de Marzo y el Lirón. El testimonio del Sombrerero rápidamente derivó en una discusión con el Rey de Corazones, quien estaba intrigado por la etiqueta del sombrero, y por el té que el Sombrerero tomaba antes de llegar. Mientras esta discusión tenía lugar y los personajes dejaban de prestar atención al juicio, Alicia comienza a crecer repentinamente. El capítulo se termina cuando el Conejo Blanco llama a Alicia como siguiente testigo.

Capítulo doce. La declaración de Alicia. El capítulo final comienza con la narración de la participación de Alicia en el juicio. Al olvidar que súbitamente recuperó su altura normal, se levanta para comparecer como testigo y derriba sin querer todo a su alrededor. El testimonio de Alicia termina enseguida, al preguntarle el Rey qué sabe de este asunto, a lo cual Alicia responde que nada. Acto seguido, el Conejo Blanco lee la última prueba de la que dispone: una carta sin firma que, en forma de poema, describe cómo las tartas regresan a su dueña original. Cuando el Rey analiza los versos, todos ven que las tartas, en efecto, se encuentran sobre la mesa. La Reina, sin embargo, insiste en dar una sentencia a la Sota, incluso antes de escuchar un veredicto del jurado. Alicia encuentra absurda la situación, y la Reina ordena entonces que sea decapitada. Cuando las cartas saltan para atacar a Alicia, ésta vuelve súbitamente al regazo de su hermana. El lector percibe entonces que la niña se había quedado dormida, y que tras el sueño fantástico, despertó al sentir que unas hojas de árbol caían sobre su rostro. Acto seguido, Alicia cuenta el sueño a su hermana, y va a prepararse para tomar el té vespertino. El capítulo termina narrando cómo la hermana de Alicia se queda bajo el árbol, recordando la historia que Alicia relató.

 

Más de doscientos mil colombianos visitan anualmente ‘el Caribe Mexicano, el país de las maravillas’, un 463% más que hace seis años

En representación del gobernador de Quintana a Roo, Carlos Joaquín, la secretaria de Turismo, Marisol Vanegas Pérez, inauguró el Pabellón del Caribe Mexicano, en el marco de la 38 edición de feria de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (ANATO) que se lleva a cabo en Bogotá, Colombia, del 27 de febrero al 1 de marzo. “Esta será la primera ocasión donde el pabellón del Caribe Mexicano también tiene la autorización para el uso de la marca México y encabeza la presencia de nuestro país en una feria internacional. Es muy importante para nosotros porque Colombia es el quinto mercado de turistas internacionales más importante para Quintana Roo”, recalcó Vanegas. La ANATO es la organizadora de la Vitrina Turística, el evento más importante en materia de turismo en Colombia, el cual reúne a profesionales del sector y este año recibió a más de 36 mil visitantes de 35 países y 1.400 expositores en 800 stands en el Centro Internacional de Negocios y Exposiciones de Bogotá (CORFERIAS).

La participación en esta feria de promoción se lleva a cabo para cumplir con la encomienda de Carlos Joaquín, de reforzar la oferta turística de Quintana Roo, buscar la generación de más visitantes y nuevas oportunidades, así como atender una agenda con operadores de tours, agencias de viaje y aerolíneas. La delegación está integrada, además por su titular Marisol Vanegas, por el director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, Darío Flota, por Lizzie Cole, directora de Promoción y Andrés Martínez, director de Mercadotecnia. En 2018, Quintana Roo recibió más de 210 mil visitantes de origen colombiano. De acuerdo con el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), en seis años, el mercado colombiano pasó de 45 mil a más de 210 mil turistas, lo que representa un crecimiento de 463 por ciento. En 2018, Colombia se posicionó como el cuarto mercado más importante para Cancún superando al español, y colocándose solo por detrás de Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña. Quintana Roo recibió a 183 mil 457 visitantes de España.

Vanegas Pérez explicó que ese mercado colombiano se detonó a partir de medidas como la liberación de la visa y se espera que suceda lo mismo con Ecuador… “Los flujos de paseantes sudamericanos son diferentes a los europeos, que son muy constantes. Por ejemplo, Argentina tuvo un flujo importante que bajó muchísimo a raíz de una crisis. Sin embargo, el año pasado estuvieron viniendo casi en la misma cantidad que Colombia, pero al final hubo una baja…”. Los colombianos tienen una estancia promedio de seis noches. Actualmente se cuenta con mayor conectividad aérea. En noviembre pasado se realizó la apertura de la ruta Medellín-Cancún por Aeroméxico y cerca del 50 por ciento de los colombianos que visitan México viajan a Quintana Roo.

La gran mayoría de los personajes que aparecen en ambas obras de Lewis Carrol son un reflejo de la sociedad victoriana de la Inglaterra del siglo XIX; lo que intenta hacer aquí el escritor es crear una crítica social a través de la caricaturización. Las frases “loco como un sombrerero” o “loco como una liebre de marzo” configuran los personajes del Sombrerero Loco y la Liebre de Marzo. Marzo es el mes en que las liebres entran en celo, de ahí la creencia de que se volvían locas. En cuanto al Sombrerero de Carroll, el origen del nombre es más oscuro, pues la frase anterior deriva del hecho de que los sombrereros se volvían realmente locos a causa del tratamiento a base de mercurio que aplicaban sobre la felpa de los sombreros. Las novelas de Alicia han inspirado numerosas obras de teatro, pantomimas, videojuegos, musicales, ballets, animes, series de televisión, parodias, dibujos animados y óperas, entre otras manifestaciones artísticas. La naturaleza de estas obras varía desde adaptaciones relativamente fieles a la obra de Carroll hasta obras completamente nuevas que toman como base a los personajes, situaciones o escenarios creados por Carroll. Del mismo modo, Alicia y sus personajes han inspirado canciones y videoclips de artistas como The Beatles, Neil Sedaka, Bob Dylan, Tom Waits, Jewel, Aerosmith, Jefferson Airplane, Tom Petty, Adam Lambert, Avril Lavigne, Gwen Stefani, Taylor Swift, Melanie Martinez, Enrique Bunbury y Charly García. En 1969, el pintor español Salvador Dalí hizo trece ilustraciones basadas en ‘Alicia en el país de las maravillas’.

Alicia también ha sido fuente de inspiración para numerosas obras literarias. Destaca la novela ‘Finnegans Wake’, del escritor irlandés James Joyce, publicada en 1939. Una exposición proveniente de la Tate Gallery de Londre rinde homenaje a los 150 años de historia del arte (esculturas, pinturas, ilustraciones de libros, fotografías, dibujos, películas e instalaciones) que, desde mediados del siglo XIX, se desarrolló en torno a esta obra y sus personajes: incluye trabajos de Max Ernst, René Magritte, Salvador Dalí, Stephan Huber, Markus Lüpertz, Anna Gaskell, Kiki Smith, Pipilotti Rist o George Dunlop Leslie. Federico Ibarra compuso una ópera en dos actos para solistas, coro y orquesta (dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagots, cuatro cornos, dos trompetas, dos trombones, una tuba, arpa, percusiones, tímpano, cuerdas y acordeón, con una duración de 1 hora 34 minutos), basada en los libros sobre Alicia de Lewis Carroll., ‘Alicia en el país de las maravillas’ y ‘A través del espejo’. La partitura de esta ópera se caracteriza por una gran variedad en el tratamiento vocal de las partes de los solistas y un manejo virtuoso de todos los recursos de la orquesta, haciendo gala, gracias a los contrastes del argumento, de una notable libertad y conocimiento de los géneros musicales más diversos, sin por ello perder la sensación de unidad que permite que se imponga en escena la existencia del universo de Alicia… Esta obra fue premiada en el Premio Jacinto Guerrero a la Mejor Obra de Teatro Lírico, en Madrid, España).

Desde 1903, fecha de su primera adaptación cinematográfica, obra de Cecil Hepworth, el libro ha sido llevado al cine más de una decena de veces. Es especialmente conocida la versión de dibujos animados producida por Walt Disney en 1951. En 2010 el estadounidense Tim Burton dirigió a su vez una adaptación que recrea y continúa la historia original, titulada asimismo ‘Alicia en el País de las Maravillas’. El 27 de mayo de 2017, con la dirección de James Bobin y escritura de Linda Woolverton se puso en pantallas de cine una secuela con los mismos personajes (y actores principales) de la película dirigida por Burton. En el año 2000 se puso a la venta el videojuego American McGee’s Alice diseñado por American McGee, desarrollado por Rogue Entertainment y distribuido por Electronic Arts para Microsoft Windows (en 2011, este juego apareció en PlayStation 3 y Xbox 360 como juego extra adicional descargable en ‘Alice: Madness Returns’). La historia transcurre tras los acontecimientos de ‘Alicia en el país de las maravillas’ y ‘Alicia a través del espejo’. La casa de Alicia es consumida por un misterioso incendio, que mata a su familia, dejándola como única superviviente. Debido a esto, Alice queda profundamente traumatizada y deprimida e intenta suicidarse (se pueden ver vendajes que cubren sus muñecas), y se vuelve catatónica. Es internada en el Asilo Rutledge, donde la consideran loca y es constantemente maltratada por los trabajadores. Diez años después del incidente, Alicia es convocada por el Conejo Blanco para salvarlos del despótico dominio de la Reina de Corazones, en un País de la Maravillas totalmente alterado. Ahora se ha convertido en una versión completamente retorcida del mismo. En el año 2011 se puso a la venta Alice: Madness Returns, continuación del anterior, desarrollado por Spicy Horse (Shanghái) y distribuido por Electronic Arts, para los sistemas Microsoft Windows, PlayStation 3 y Xbox 360. Este videojuego es una versión mucho más oscura, sangrienta y cruel. Lewis Carroll, diácono anglicano, lógico, matemático, fotógrafo y escritor británico, nació (27 de enero de 1832, Daresbury) y murió (14 de enero de 1898, Reino Unido) en tiempos remotos. Hoy en día hubiera situado a Alicia en Cancún, Playa del Carmen, Chetumal, el Caribe Mexicano, ‘el país de las maravillas’

@BestiarioCancun

www.elbestiariocancun.mx

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *